la aldea o viso ecovillage

La Aldea

La primera aldea de turismo rural de A Mariña, Lugo

O Viso Ecovillage es la primera aldea de turismo rural en la Comarca de A Mariña, Lugo, Galicia. Situada en el municipio de Ourol, a solo 15 minutos de las playas. A 16 km de Viveiro y a una hora y media del aeropuerto de Santiago de Compostela. La aldea se encuentra en una gran área natural de doce hectáreas, convirtiéndola en un lugar ideal para relajarse, desconectar y disfrutar de la naturaleza.
El pueblo O Viso fue abandonado hace 30 años y se estima que la arquitectura gallega de todos sus edificios tiene unos doscientos años. Una parte de la aldea fue una escuela y casa de maestros en tiempos pasados. Cuando llegamos a ella nos enamoramos completamente a pesar de que sus edificios estaban en muy mal estado. Iniciamos una renovación completa. La rehabilitación comenzó en 2018. Desde el primer momento trabajamos en la premisa de la sostenibilidad ecológica, respetando los materiales tradicionales del lugar como la piedra o la pizarra. La rehabilitación y la renovación se llevaron a cabo de la manera más respetuosa con el conjunto original de los edificios. O Viso Ecovillage, cuenta con varios edificios tradicionales. Tiene diez apartamentos, cinco habitaciones, áreas comunes como los salones sociales, un área de piscina, y un sinfín de actividades de las que podrás disfrutar. También cuenta con un pequeño restaurante especializado en comida 100% vegetal y en actividades gastronómicas.
mesa en o viso ecovillage

La decoración

Las características del entorno, la aparente “sencillez” de la arquitectura popular del grupo de casas que conforman la aldea, marcaron las pautas sobre cómo debía ser tratado el interior. Y así se llevó a cabo la decoración, combinando lo antiguo, con piezas que las adaptan a una función actual, diferenciando lo nuevo de lo viejo, homenajeando cada una de los elementos con el respeto que conceden el paso de los años, otorgándolas un nuevo protagonismo. Anticuarios, de la zona, los propios muebles de cada una de las casas, vuelven a cumplir la función para las que fueron creadas: chineros (muebles destinados a guardar las vajillas de porcelana “chinas”), pasan a ser de nuevo expositores del menaje, descalzadoras (butacas que se colocaban en las alcobas para descalzarse), los espejos de múltiples cómodas todas ellas han sido acicaladas para recibir al visitante, ofreciéndole una muestra pequeña sobre el mobiliario de Galicia de una época ya pasada.
decoración piedra o viso ecovillage
Se recupera la “lareira”, el elemento más importante de las casas gallegas, para seguir dándole su uso con pequeños aspectos actualizados. Las pías, ahora no servirán para dar de comer al ganado. Mobiliario sencillo, colores neutros, materiales tradicionales, la falta de ruido ornamental, una iluminación cálida, relajada, sencilla, nada teatral conforman un espacio para relajarse, sin distracciones, en el que el entorno es el verdadero protagonista, en el que lo superfluo no existe, todo cumple una función, y conlleva que, a nivel anímico, se perciba una grata sensación de bienestar; el menos es más, que siempre se oye y casi nunca se aplica. Un lugar para perderse y para encontrarse al mismo tiempo.